Graffiti del artista calljero italiano conocido como "Blu·

viernes, 11 de enero de 2013

Alteridades, representaciones e interacciones en la lucha por la vivienda. El caso de la ex AU3

Por Mónica García                                                     

Introducción. Acercamiento y puesta en contexto 
                                                                                                                                                                                                      
http://www.ambito.com/diario/2009/0824/imagenes/Not_20090824_478461.jpgEl siguiente trabajo forma de parte de una investigación actualmente en curso que estoy desarrollando junto a los habitantes de la Traza ex AU3. Los vecinos de la traza, como se autodenominan los integrantes del barrio llevan  adelante una larga historia de luchas, conflictos y diferentes formas de socialización que se inscriben en el marco de la problemática habitacional de la Ciudad de Buenos Aires. La historia se remonta al año 1981 cuando el intendente de la Dictadura Militar, el Brigadier Osvaldo Cacciatore intentó llevar adelante la construcción de la Autopista Central 3 (Au3) cuyo trazado se extendía desde la intersección de Av. Gral. Paz y Acceso Norte hasta Nueva Pompeya. El trazado de la Autopista 3 o Autopista Central (en adelante ex Au3 o simplemente La Traza) significaba la división Este-Oeste de la Capital Federal. Implicó la expropiación de inmuebles que quedaron en manos de la Municipalidad Ciudad de Buenos Aires previa indemnización de los propietarios.
Finalizada la Dictadura militar, el proyecto quedó nulo y la zona en cuestión se transformó en un lugar de casas vacías utilizadas por distintas familias que vieron la posibilidad de solucionar su problema de vivienda. Algunas de las casas expropiadas se mantuvieron en pié, mientras que otras fueron demolidas, quedando solamente la estructura. Es así que algunas de las familias ocupantes tuvieron que reconstruir las viviendas para poder hacerlas habitables. Con el correr de los años el extenso trazado de la ex Au3 se transformó en un espacio público en tanto su pertenencia al Estado de la Ciudad de Buenos Aires donde intervienen distintas representaciones acerca de la apropiación del espacio, la lucha por el derecho a la vivienda en la Ciudad y formas de construcción de alteridades. Durante el período democrático, con las sucesivas administraciones continuaron nuevas ocupaciones; se fue constituyendo un espacio de disputas políticas en el que los vecinos se organizaron para hacer visible sus demandas pasando por represiones policiales y desalojos violentos.  Con la organización vecinal se conforma una comisión de delegados elegidos por zonas para luchar organizadamente tanto por el derecho a la vivienda como para frenar los desalojos compulsivos. Se forma una Unidad Ejecutora integrada por delegados, legisladores porteños, funcionarios de la Comisión Municipal de la Vivienda y representantes de vecinos propietarios a los que se denominó vecinos frentistas por ser habitantes que vivían frente a las casas de la traza y que jugaron un papel importante en esta historia. Vecinos ocupantes, funcionarios y frentistas aparecerán en el texto como actores protagónicos de la conflictividad espacial en cuestión. La Unidad Ejecutora sería desde entonces la encargada de administrar el problema de la traza, así como de dividir la traza en sectores. Finalmente el 30  de diciembre de 1998, durante la gestión de Fernando de la Rua al frente de la Ciudad (1995-1999), tras un largo proceso de lucha, se sancionó la Ley nº 324 que planteaba puntos importantes para atender la cuestión habitacional para los vecinos de la ex Au3. La ley contemplaba, principalmente el reconocimiento de los ocupantes, considerados ahora como sujetos de derecho que reclamaban por el acceso a la vivienda. En primer lugar se realizó un censo entre los vecinos para determinar las categoría de beneficiarios o no. Quienes habían ocupado de 1995 serían reconocidos por la Ley mientras que los ocupantes posteriores no tenían acceso a los beneficios. Entre algunos de los puntos que trataba la Ley nº 324, interesan aquí tres puntos clave que eran las opciones ofrecidas a los vecinos: como primera medida se estableció un sistema de créditos otorgados por el Banco Ciudad con una muy baja tasa de interés. El segundo punto habilitaba a los vecinos a formar cooperativas de vivienda, lo que se encuadró bajo el ítem Autoconstrucción. Finalmente, el último punto fue denominado como la modalidad de “Llave en mano” que obligaba al Estado de la Ciudad a construir viviendas respetando el derecho al arraigo, es decir en el barrio, y que serían pagadas en cuotas a muy largo plazo por los beneficiarios. Cualquiera de las opciones por las que se inclinaran los vecinos significaba el derecho a poder exigir, al mismo tiempo que  expresaba la creación de una nueva categoría: “ocupantes legalizados”, lo que significaba el reconocimiento por parte del Estado y frenar los repetidos desalojos violentos.
Mi interés por llevar adelante esta investigación surge tras vivir durante varios años cerca de la zona en cuestión. Mi trabajo se desarrolla en el denominado Sector 5 de la traza, delimitado por las calles Donado, Av. de los Incas, Holmberg y Av. Congreso y donde se calcula que viven aproximadamente 300 familias (aunque no ha habido un censo últimamente). Esta zona tiene la particularidad de constituir uno de los puntos más caros de la ciudad donde confluyen los barrios de Villa Urquiza, Coghlan y Belgrano R. En la actualidad, bajo la gestión de Mauricio Macri, toda la zona del Sector 5 atraviesa un proceso de transformación radical que despertó particular interés en mí a la hora de afrontar esta investigación, dado que se propone reemplazar la Traza por el nuevo Barrio Parque Donado[1].


[1] La Av. Donado conduce directamente a la unión con la Av. Gral Paz y Acceso Norte siendo un lugar de tránsito muy fluido de entrada y salida de la Capital Federal. El nuevo Barrio Parque Donado se propone ser el barrio más nuevo de la Ciudad para 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario