Graffiti del artista calljero italiano conocido como "Blu·

sábado, 30 de junio de 2018

IV.2. Legalidad vs. Ilegalidad (O quiénes tienen derecho a habitar la ciudad)


La relación legal/ilegal es una marca a fuego en toda la historia de la ex AU3. Desde la ocupación de casas hasta la lucha por obtener el reconocimiento del Estado, lo legal se ha convertido en la clave para exigir derechos pero también es un modo de identificación.

Reclamo de vecinos exigiendo el cumplimiento de las leyes. Fuente sitio web: vecinosdelaexau3.blogspot.com
Así como señalé continuidades existentes entre ocupantes y propietarios, marcando también que no existen demarcaciones físicas que determinen un adentro y un afuera del barrio, ser o no de la traza de la ex AU3 implica posicionamientos políticos y representaciones sociales muy fuertes. Aquí lo ilegal y lo legal se expresan fuertemente en este sentido.
 En una de las reuniones de vecinos propietarios (o frentistas), uno de ellos manifestó “queremos recuperar nuestro barrio, que se solucione el problema habitacional de los ocupantes de la traza de la ex AU3, sin olvidar nuestros derechos como vecinos”. Pese a ser reconocidos y legalizados, continúa habiendo una demarcación entre “ocupantes” y “vecinos”. Entre los ilegales y los vecinos que “pagamos nuestros impuestos”. Esta forma de alteridad que define la historia de la civilización y la barbarie, sobre la que hemos profundizado, muestra cómo el espacio público representa aquellos ideales burgueses referidos por Habermas. El derecho y la ley asociados al esquema burgués marcado por la propiedad, en términos económicos, y por el modelo civilizatorio e higienista, en materia ideológica.
Lo legal y lo ilegal se hacen presente en la concesión de derechos, al mismo tiempo que es una forma de legitimarse por parte de los vecinos de la traza y ser reconocidos como tales para lograr ser encuadrados como sujetos con derechos luego de la sanción de la Ley 324. En este punto es donde creo que es posible sostener una de las hipótesis planteadas para este trabajo. La lucha de los vecinos de la ex AU3 desafía el modelo de identidad de la Argentina “blanca”, “civilizada” y “culta”. La barbarie representada por lo popular y las clases desposeídas lograron a través de su lucha, el reconocimiento del propio Estado liberal burgués y ubica a los vecinos de la ex AU3 en un plano de igualdad que les reconoce el derecho a la propiedad y a vivir en la ciudad. Más aún, a vivir en el mismo barrio obligando al Estado a cumplir con ese derecho. Y, como si fuera poco, impidiendo al Estado recurrir a desalojos forzosos.
Durante la gestión de Mauricio Macri, funcionó en Buenos Aires la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), un grupo de choque que actuaba violentamente contra, mujeres, hombres, niños, ancianos, etc., en situación de calle que ocuparan plazas, veredas o viviendas[i]. La legalización de los habitantes de la ex AU3, evitó que la UCEP actuara sobre ellos y los desalojara como había hecho el Estado previo a la ley de 1998.

Portada del periódico argentino Página/12 del 5/11/2009
Más allá de ser una protección y una figura asociada al derecho, el concepto de “legalidad” es también una categoría antropológica de producción de sentidos que representa tensiones al interior de los grupos. La categoría de ilegal tiene cargas negativas para algunos vecinos de la ex AU3, lo que se observa tanto en las opiniones sobre vendedores de drogas como en las representaciones sobre la propiedad. Muchos de los vecinos eran inquilinos de las propiedades que fueron expropiadas a principios de los ’80, por la dictadura y consiguieron quedarse en algunas de las casas que quedaron en pie. En tanto ya eran habitantes del barrio, Otros comenzaron a llegar y a ocupar viviendas en los años siguientes y ante la falta de una vivienda propia vieron la posibilidad de acceder a un espacio ocioso que dejaba el Estado.
Si bien ambos grupos de vecinos forman parte de los habitantes de la ex AU3, algunos consideran que tienen más derechos que otros que “usurparon ilegalmente”[ii].
Es así como términos “legalidad” e “ilegalidad”, asociados al derecho burgués son representativos a la hora de pensar el espacio público. Tanto para los espacios de poder, para aquellos vecinos propietarios como al interior del propio grupo de vecinos que demandan.




[i] Sobre el accionar de la UCEP, el Jefe de Gobierno de Buenos Aires fue citado a prestar declaración en sede judicial. Ver: httpsww.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-162997-2011-02-24.html
[ii] Entrevista personal con una de las vecinas que habitaba la ex AU3 desde antes de la expropiación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario